Busca en www.urumecanica.net


Loading


Mantenimiento del control de velocidad

Lo que se ve a través del parabrisas es una franja recta y larga de carretera completamente vacía, que se extiende hacia el cielo azul y sin nubes en el horizonte.

Revisa el velocímetro, ajusta el control automático de velocidad y ahora sólo tiene que concentrarse en mantener el ornamento del frente del capó alineado en el centro del carril por donde corre. Al retirar el pie derecho, advierte que el auto comienza a desacelerar, a pesar que ajustó el control automático para viajar a velocidad de crucero.

Algo peor aún es que ha estado conduciendo durante horas cómodamente, sabiendo que el control de velocidad ha estado funcionando bien. Aun costado de la carretera ve a un auto patrullero de la policía estacionado, pero lo pasa con confianza porque corre al límite permitido de velocidad.

No es necesario decir que se sorprende cuando ve que el patrullero ie sigue a toda velocidad para alcanzarle y le enciende las luces para que se detenga. En medio de la sorpresa mira al velocímetro y advierte que está viajando unos 32 km/h (20 mph) sobre el límite permitido de velocidad. ¿Qué ocurre…?

La clave del sistema de control automático ce velocidad es la unidad de diafragma de vacío. Si el sistema de control de velocidad funciona erráticamente (no manteniendo la velocidad o incrementándola o disminuyéndola mientras conduce en una carretera nivelada), o si no funciona en lo absoluto, el probable causante es la unidad de diafragma de vacío.

Sin embargo, en el caso de falla total, primeramente revise lo obvio. Revise el fusible del sistema. Reemplácelo si está fundido. Si el nuevo fusible se vuelve a fundir, busque un cortocircuito en el alambrado o en los conectores o interruptores.

Si el fusible está bien, compruebe que hay corriente en la unidad de control, con la Ignición y el control de velocidad conectados. La forma más simple de comprobar la corriente es desconectando el cable hacia el controlador y revisando su terminal con la lámpara de prueba.

This entry was posted on Viernes, septiembre 23rd, 2011 at 7:03 and is filed under Aficionado a Urumecanica, Mecánica, mecánica de competición. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.





Deja tu Comentario