Busca en www.urumecanica.net


Loading


Toyota Camry

Sin lugar a dudas, en toda la flotilla de Toyota es el modelo Camry el más aclamado y el de mejores ventas, el que hace su entrada en 1995 con un ligero rediseño de la cenefa y del extremo delantero, opciones mejoradas y nuevas medidas de seguridad.

El Camry es un digno representante de la tradición de calidad de Toyota, así como de la dependencia y confiabilidad, por lo que se ha establecido como un ejemplo en el segmento de automóviles de tamaño mediano, imponiendo normas de comodidad, poco ruido y vibraciones, gran seguridad y alto rendimiento.

El exterior del Camry ha sido refinado en 1995, destacándose en el frente los faros delanteros angulares y una apariencia cristalina de las luces. La parrilla del radiador más angosta y una abertura tridimensional en el centro de la defensa delantera crean una apariencia más deportiva. Por otra parte, en el extremo trasero se enfatiza la elegancia, con letreros cromados.

Un paquete de potencia está disponible de forma opcional en los modelos DX, en el cual se Incluyen las ventanillas, los seguros de las puertas y los espejos retrovisores exteriores con activación motriz. En el nivel LE ha sido mejorado el material textil, y nuevos tapices están disponibles en las versiones SE y XLE. En el modelo XLE se ofrece una ventanilla de techo opcional y un asiento para el pasajero delantero con unos ajustes motrices en cuatro direcciones, con terminaciones de cuero.

Entre las características de segundad en el Camry se incluyen frenos ABS en contra de trabas, que se ofrecen como artículo de norma en el modelo XLE y de forma opcional en los demás. En 1995 se ha incorporado el uso de clnturones de seguridad con un mecanismo de retracción que de forma automática se cierra en situaciones de emergencia, así como seguros en las puertas traseras para la seguridad de los niños.

Los modelos con propulsión del motor de cuatro cilindros, 2,2 litros, 16 válvulas y levas dobles, producen una potencia de 125 caballos de fuerza a 5.400 rpm y 145 libraspié detracción a 4.400 rpm. Tanto el sedán como el cupé con el sistema de trasmisión manual tienen una clasificación de consumo de combustible de 9,77 y 12,8 km/l (23 y 30 mpg) en ciudad y carretera, mientras que con la trasmisión manual el consumo respectivamente es de 8,92 y 12 km/l (21 y 28 mpg).

Pero tanto el sedán XLE, los modelos LE en versiones desedán cupéy ranchera y el sedán SE están disponibles con un motor V6 hecho totalmente de aluminio, con 24 válvulas y un desplazamiento de 3,0 litros. Las pruebas efectuadas registraron un consumo de combustible promedio de 7,65 y 10,6 km/l (18 y 25 mpg) en ciudad y carretera. En la ranchera, el consumo de combustible es de 7,65 y 10,2 km/l (18 y 24 mpg)

This entry was posted on Domingo, noviembre 6th, 2011 at 7:04 and is filed under Marcas, toyota. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.





Deja tu Comentario