Busca en www.urumecanica.net


Loading


Puertas automáticas en Chrysler

El motor de cada puerta deslizante se encuentra en la puerta misma, con un pequeño cable fijo —semejante a un velocímetro— que conduce un pequeño engrane redondo. El engrane redondo se encuentra en el extremo del brazo de la puerta, donde se engrana con una cremallera en un hueco que se encuentra abajo de la abertura de la puerta.

Cada motor tiene un interruptor para percepción de voltaje. Cuando el voltaje cambia debido a una obstrucción, se indica a una unidad electrónica de control que abra la puerta.

Ei motor también tiene un sencillo embrague electromagnético que se libera para separar el motor del resto del mecanismo de la puerta si se desea una operación manual. El diseño requiere un arnés conectado a la estructura. Esto presentó el reto de crear un arnés muy flexible y resistente al polvo y al lodo. La respuesta: una pieza de plástico.

La compuerta trasera es operada por un mecanismo para ventanas automáticas —un motor con ensamblaje de sector-engranaje. Este motor también tiene un embrague interno que facilita la operación manual.

También se emplea un interruptor para prevenir obstrucciones, pero hay un interruptor anti-apretones integrado a las bandas de la compuerta. Cuando se pellizca una banda, una computadora vuelve a abrir la compuerta.

This entry was posted on Domingo, enero 1st, 2012 at 7:04 and is filed under chrysler, Marcas. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.





Deja tu Comentario